domingo, 29 de mayo de 2011

Sánchez Carrión - La Libertad

La provincia de Sánchez Carrión se llamó Huamachuco desde su creación en la época de la independencia hasta el año 1987 que, en honor al prócer de la independencia José Faustino Sánchez Carrión y en el bicentenario de su nacimiento, adoptó el nombre de este hijo ilustre de Huamachuco. Esta al Este y a seis horas de Trujillo. En estos hermosos lugares de la sierra norte del Perú habitaron los Wachemines quienes fundaron el señorio de los Wamachucos en paralelo con los mochicas en la costa. Huella de estos hechos es la ciudadela de Marcahuamachuco y las ruinas de Wiracochapampa a pocos minutos de Huamachuco. Marcahuamachuco es uno de los tesoros arqueológicos de la región, en la cima del cerro del mismo nombre donde impresionante piedra tallada por el hombre lo ha convertido en una obra arquitectónica. En cuanto a Wiracochapampa, en su interior hay plazuelas y campos deportivos o de concentración para ceremonias cívicas religiosas y tal vez militares, cuenta con palacetes, depósitos, viviendas, templos y templetes. En la actualidad estas ruinas sirven de escenario para la representación del Waman Raymi o fiesta del halcón, que es una de las actividades de la festividad patronal de Huamachuco.

Esta provincia también ocupó un importante papel durante el virreinato, constituyéndose en una de las provincias más importantes de la Intendencia de Trujillo por su extensión, industrias y por sus cuantiosas rentas que aportaba a la Corona Española.

En la actualidad su gente se dedica principalmente a la agricultura, la ganadería y la crianza de animales domésticos. Sánchez Carrión también aporta a la industria minera con oro, plata, carbón, y caolín. El oro es explotado por la empresa canadiense Barrik Gold Corporation, la cual fue premiada por IPAE el año 2005 con el premio "Luis Hochschild Plaut" como empresa emblema de la minería por su cooperación en el desarrollo de los pueblos aledaños. En esta noble provincia al igual que Don José Faustino Sánchez Carrión, nació también el novelista de renombre mundial Ciro Alegría, Abelardo Gamarra, Néstor Gastañadui, entre otros. En esta provincia se dio el último escenario bélico de nuestra patria con Chile, donde con honor perdió la vida el Coronel Leoncio Prado.

La ciudad de Huamachuco, capital de provincia, ofrece importantes lugares dignos de admiración, como la Ermita de San José, capilla ordenada a construir por el encomendero español Juan de Sandoval y su esposa Florencia de Mora; La Casa de los Arcos que sirvió de Cuartel General al Libertador Simón Bolívar; la Casa de Sánchez Carrión; el Arco de Bolívar, el Museo de Exhibición de Arte Religioso, la Catedral de Huamachuco, el Obelisco de los Héroes o campanario de Huamachuco, es una construcción antigua y que se levanta imponente a una altura de 20 metros en la parte superior de la Plaza de Armas, considerada como una de las más grandes del Perú. Es una amplísima Plaza Mayor de agradable aspecto por sus cuidados jardines, al centro destacan la Pileta y alrededor de ella hermosas "esculturas ecológicas" hechas de ciprés, árbol que permite dar los más originales motivos y que plasma lo más representativo de la ciudad.

La fiesta en honor a la Virgen de la Alta Gracia. Es una de las celebraciones más importantes y visitadas de la región. Dura un mes, empezando con la parada del gallardete, luego le siguen una secuencia de actividades pero, los días principales de la actividad son el 14 por la noche con la quema de fuegos artificiales hechos por los mejores pirotécnicos de la región, el día 15 es el día central donde acompañado de una gran multitud sale la procesión de la virgen de la Alta Gracia y recorre el perímetro de la plaza al compás de danzas de turcos, indios, pallas, ñustas, etc. Después siguen las corridas de toros, las cuales repletan el coso taurino que es uno de los más grandes del país, participan toreros nacionales y otros países como España y México, entregándose escapularios de oro y plata a los ganadores del evento.

Otros de los muchos atractivos turísticos de la región son Las pinturas rupestres de Quilca en Sartimbamba y Chinacpampa en Chugay. Muy visitada por los turistas es también La Laguna Sausacocha, ubicada a 10 minutos de Huamachuco y donde se puede navegar en ella con las pequeñas embarcaciones que se alquilan. El plato principal ahí es la trucha, que los pescadores lugareños extraen de sus frías aguas. También se realizan deportes de aventura. Actualmente está empezando a urbanizarse a los alrededores por gente que quiere disfrutar de una hermosa vista a los espejos cristalinos de sus aguas. Y hablando de aguas, muy reconocidas son las de sus baños termales en el distrito de Curgos. Los Baños termales El Edén, consiste en una quebrada con decenas de chorreras y posas cuyas aguas con alto contenido de azufre alcanzan temperaturas mayores a los 60 grados en lo alto e inicios de la quebrada y totalmente fría al llegar ya ventilada a las playas del río Chusgón. También están las Aguas termales del caserío de Yanasara, en el mismo distrito de Curgos. Consta de varias piscinas, posas privadas, duchas, un hotel y restaurante con servicio de primer nivel. El lugar es un amplio valle de clima templado en las orillas del río Chusgón. Cerca está la ex hacienda Francisco Pinillos Montoya y el caserío de Cochabamba. La temperatura de sus aguas es inferior a las de El Edén.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada