domingo, 29 de mayo de 2011

Gran Chimú - La Libertad

La provincia de Gran Chimú esta a una altitud de 1274 metros sobre el nivel del mar, y se ubica a 103 km al norte de Trujillo (1 hora con 15 minutos de viaje). Su capital Casca tiene una altitud de 3404 metros sobre el nivel del mar. Su clima es heterogéneo, dado que presenta valles interandinos, así como zonas sobre los 4,000 m.s.n.m. La temperatura mínima promedio anual es de 15.80 oC y una temperatura máxima promedio anual de 26.63 oC que ha generado el calificativo de tierra primaveral, al no experimentar el frío de la sierra ni el calor de la costa. El Cultivo como la vid, es bandera en la zona, que por su clima favorece la realización de 2 a 3 campañas cada dos años, lo que puede ser aprovechado para insertarse en nichos de mercados nacionales e internacionales. Las bodegas de Vino y las parcelas productoras de vid muestran singulares formas, donde la producción artesanal e industrial se combinan para dar un vino y pisco de calidad y agradable al paladar del visitante. La provincia de Gran chimú tiene además cultivos de alfalfa, lúcuma, chirimoya, granadilla, arroz y tomate de árbol entre otros. En cuanto a su producción pecuaria, corresponde a la crianza de especies de bovino, ovino, caprino, porcino y aves principalmente.

Entre los atractivos turísticos mas destacados de Gran Chimú tenemos:

Mirador de Chunkazon: a 1.5 Km. de Cascas (10 minutos), es una colina en las afueras del pueblo sirve de mirador natural, desde donde se observa el pueblo y campiñas de Cascas.

Cristo de la Roca: a 25 Km. de Cascas (20 minutos aprox.) en el sector del platanar, conocida zona productora de frutas, se puede distinguir las rocas la imagen del rostro de Jesús vista de perfil.

Cuevas de Chepate: ubicadas a 12 Km. de Cascas (1.5 horas aprox.), cerca de de Chepate Alto, se encuentra las cuevas con arte rupestre, que muestra curiosas figuras humanas cogidas de la mano, formando filas en grupos de 4,5,8 personas, así como un extraño personaje antropomorfo con brazos desproporcionados en cuya cabeza da la impresión de llevar un casco.

Pozo del Diablo: se ubica en Chepate Alto a 25 minutos de las cuevas de Chepate, bajando al rió que forma el imponente “cañon de Chepate”. Se trata de un bello remanso de agua labrado por la naturaleza en piedra, en la zona existen además hermosas caídas de agua.

Bodegas de vino: este es un apasionante e interesante recorrido, donde el visitante podrá conocer el proceso de elaboración de vino y pisco en sus diferentes variedades además de probar y/o adquirir estos productos. Se recomienda visitar la “C.E.F.O.P” dirigida por la comunidad económica europea, donde elaboran los vinos industrialmente, o también las bodegas “Vinos Don Manuelito” que producen vinos artesanales que han ganado copas de oro en el festival local. “Vinos A.R.” es otra bodega ganadora de copas de oro a la calidad.

Bosque de Cachil: a 17 Km. de Cascas (1.5 h aprox.) se ubica la reserva ecológica privada Bosque de Cachil de la familia Corcuera. Se trata de un antiguo bosque con características únicas en el país ya que alberga especies típicas de este exuberante ecosistema, algunas nuevas para la ciencia. El bosque de Cachil también cobijo una antigua civilización que ha dejado como evidencias sus restos arqueológicos, santuarios religiosos, andenes agrícolas, etc. Entre otros atractivos del bosque tenemos el pozo encantado, hermosas caídas de agua, el árbol milenario y algunas variedades de orquídea y fauna silvestre.

Petroglifos Chuquillanqui: localizados a 36 Km. de Cascas (2 h aprox.) en la ruta hacia Baños Chimu, al borde del río Chicama. Estos petroglifos son posiblemente los mas numerosos y mejor conservados de la región, ubicados a poca distancia del caserío Chuquillanqui que es un fértil valle arrocero, rodeado por miles de cactus gigantes que forman un atractivo paisaje.

Baños Chimú: se ubican a 65 Km. de Cascas (2.5 h aprox.) en la ruta que continua a Sayapullo, en el distrito de Lucma. Sus aguas poseen propiedades curativas, existen 4 pozas de rústica infraestructura ubicadas a solo unos metros del río, dándole un entorno especial. Las aguas termo minero medicinales contienen sustancias ferruginosas, Calcio, Azufre, Cobalto, Sodio, entre otras sales, las que están consideradas como un remedio para el reumatismo y otras dolencias relacionadas, así también como las afecciones de la piel, alcanzado en su temperatura un promedio de 50°C. La época más propicia para que usted disfrute de estas maravillosas y reconfortantes aguas es entre los meses de abril a noviembre, debido a la carencia de lluvias las cuales dificultarían su acceso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada