domingo, 29 de mayo de 2011

La Libertad de noche

Las noches de Trujillo son frescas, tranquilas y sosegadas, pero si es fin de semana las cosas pueden cambiar un poco. Las noches en la ciudad de la primavera nada tienen que envidiarles a las limeñas. Con el ingrediente de gozar en una discoteca en el centro mismo de una casona colonial o de saborear una "corrida de toros", todas las carnes con sabor a anticucho y algo más.

Las discotecas Bizarro y Mecano son las más concurridas, donde se respira un ambiente de juerga que dura toda la noche. Y para tomar y bailar, está la barra, un local gigantesco al aire libre, (parecido a una feria) donde adentro puedes encontrar "stands" con distintos tipos de música, si bien es muy interesante, es más recomendado para chicos y chicas de unos 25 años como máximo.

Alrededor de la plaza de armas se cuenta con pubs nocturnos de mucha calidad con todo tipo de diversión desde centros dedicados a la cumbia, locales donde podrá escuchar algo de música peruana, y alguna marinera (baile típico trujillano), hasta pub como El Evaristo donde podrá comer tomar y conversar al aire libre. Y para las personas que no quieren dejar de salir pero que no quieren bailar, definitivamente tienen que ir a Tributo Bar, un lugar donde se escuchan buenos grupos locales, se toman buenos tragos y la estadía puede ser tranquila y acogedora.

Cerca de Trujillo esta también el balneario de Huanchaco, donde a lo largo del malecón se encuentra una gran número de restaurantes que ofrecen platos típicos de la zona a base de los más variados pescados y mariscos. En la noche, sobre todo los fines de semana, el malecón toma vida en los bares y pubs frecuentados por turistas nacionales y extranjeros.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada