domingo, 29 de mayo de 2011

Huaca Arco Iris - La Libertad

Ubicada en el distrito de la Esperanza, a un costado de la carretera Panamericana Norte. Es conocida con diferentes nombres: Huaca Cientopies (Horkheimer, 1944); El Dragón (Schaedel, 1948). Todavía en algunos relieves pueden apreciarse evidencias de color amarillo, por lo cual se le conoció también como Huaca de la Muralla Dorada. Sin embargo, la denominación más utilizada es la de Arco Iris. Es una de las huacas piramidales más antiguas del valle, siendo considerada el primer asentamiento de la cultura Wari en el valle de Moche. El investigador norteamericano Richard Schaedell considera que el lugar tiene una antigüedad de 1.100 años, ubicándosele en el período de desarrollo de culturas regionales que está entre los Horizontes Chavín y Tiahuanaco.

En vista de que la huaca ha sido restaurada, se la puede visitar y aprovechar para conocer su museo. Se trata de una pirámide formada por una doble plataforma y rodeada por una muralla perimetral Comprende un área total de 3.245 metros cuadrados, con 59 metros de largo, 55 de ancho y 10 metros de altura. Es una edificación de adobe y barro, de forma casi cuadrangular, cuyas paredes presentan forma abigarrada. Permite admirar el alto grado de desarrollo que los Wari alcanzaron en ingeniería ya que toda la estructura es antisísmica. Su estructura presenta una sucesión de plataformas superpuestas orientadas de este a oeste.

Se presume que originalmente debió tener tres pisos y que una de sus funciones fue llevar a cabo celebraciones religiosas. Destacan, como espacios asociados a la edificación, la presencia de catorce cuartos de almacén o "colcas", que sirvieron para depositar productos alimenticios, caracoles, ídolos de madera y ofrendas permanentes del templo, lo que indica que no solo era un adoratorio, sino también un centro de acopio de bienes para el abastecimiento de quienes vivían allí y sus alrededores. Se han encontrado veiticinco ídolos de madera, de aspecto jorobado, con incrustaciones de conchas en diferentes partes del cuerpo, posiblemente usados como amuletos.

Al ingresar a la huaca podemos apreciar una rampa que conduce a un primer nivel que presenta figuras talladas en las paredes. La decoración estuvo dedicada al Arco Iris como símbolo de la fertilidad y las lluvias. Este aparece representado 7 veces en una de las paredes del templo. Debajo de cada Arco Iris se observa una pareja de serpientes, una tiene dos cabezas y la otra termina en una cola de pez. Tal vez como representación de los dos sexos: hembra y macho. También la serpiente con dos cabezas se puede ver sosteniendo un tumi o cuchillo ceremonial. La reiteración de este animal se asocia con otras culturas, para las cuales fue símbolo del agua y la fertilidad de la tierra. En la parte alta de la pared, se representaron danzarines en movimiento, orientados hacia la entrada. Otra rampa, más pequeña que la primera, nos conduce al segundo nivel. En este nivel hay unos pozos donde probablemente se hallaban almacenados alimentos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada